Métodos de Selección de Proyectos

Métodos de Selección


Seguimos con el tema de Gestión de la Integración (Área de conocimiento) en el Grupo de Procesos de Inicio, antes de iniciar cualquier proyecto es probable que se evalúen distintos proyectos desde distintas áreas de negocio, en empresas grandes por ejemplo es necesario ordenar los proyectos por prioridad, en empresas pequeñas puede ser más difícil aunque se puede intentar también.

elegir

Para ésta tarea tenemos distintos Métodos de Selección de Proyectos que intentan de alguna forma dar una salida más o menos objetiva (según el método) para poder realizar está evaluación de manera equilibrada y que no sea una selección subjetiva.

Para la certificación es importante centrarnos en la siguiente tabla de métodos, por un lado los métodos de beneficio – enfoque comparativo y por otro los de optimización – enfoque matemático (fáciles de recordar por la palabra programación),

Nota: Atención a las palabras resaltadas!

metodos-de-seleccion-de-proyecto

El que tenemos que tener muy claro para el examen es el caso de los Modelos Económicos resumido en la siguiente imagen.

modelos-economicos

Las flechas de la derecha nos asocian que debemos elegir el de mayor valor (flechas verdes hacia arriba) y el de menor valor (flecha azul hacia abajo).

Sobre estas técnicas y métricas hay mucha documentación pero éstas imágenes simplifican aquello esencial que debemos manejar. Suelen ser preguntas directas en el examen y deberíamos responderlas casi al instante, estas son las fáciles, por otro lado son conceptos generales de gestión de proyectos.

Toda esta información se podría encontrar en el Caso de Negocio o Business Case (Input) por ejemplo y contribuye lógicamente a que se dé visto bueno al proyecto y por tanto a que se desarrolle el Acta de Constitución (Output) .

Los Errores como punto de partida

Los Errores como punto de partida


Ya que llevo mucho tiempo sin atender el blog vamos a reflexionar sobre los errores tanto a nivel de proyectos como a nivel individual.

Uno de los puntos a los que debemos prestar especial atención y que si nos fijamos no es algo que se haga muy a menudo, es llevar un histórico de problemas.

Las cosas que se hacen bien por lo general son cosas que evidentemente tienen su valor y no hay que despreciar, sino cuidar, pero lo que se hace mal hay que cuidarlo mucho más y son aspectos sobre los que una vez cerrado el proyecto hay que volver a analizar.

Cuando surge un problema de cualquier tipo, es necesario tomar una medida, la que sea, no hacer nada es peor opción que tomar una decisión equivocada. Mi padre suele decir, “Si no haces nada, nada cambia”, por eso cometer errores y documentarlos junto con las causas, medidas posibles y medidas finalmente adoptadas, consecuencias y otros aspectos será información muy útil a la hora de revisar el proyecto en su conjunto, además de facilitar el trabajo de identificación de riesgos en futuros proyectos de la misma naturaleza.

La mejor forma de aprender es por lo general cometiendo errores o revisando errores cometidos.